Translate

jueves, 15 de mayo de 2014

14- EL HOLOCAUSTO: un ‘aviso’ a la Humanidad



            Amados estudiantes:
                                                     Estáis al borde de eventos holocausticos (1) en el Globo Terráqueo. Fuertes tormentas azotarán los planos astral y físico de vuestro Planeta. Vientos huracanados arrasarán regiones pobladas y movimientos sísmicos se harán sentir como nunca antes en vuestra actual Raza Humana. Los mares se removerán y habrá tsunamis en diferentes costas continentales, haciendo desaparecer todo rastro de civilización costera. El ‘clima’ será alterado por estos eventos y habrá caos social, especialmente en las zonas con mayor densidad de población humana.
            Las tormentas astrales ya están sucediendo dando por resultado el crecimiento de la delincuencia y efectos inusitados de violencia doméstica y social que podréis ver claramente en aumento en las últimas dos décadas. Sin embargo, este que veis hoy es tan solo el síntoma de “inicio” de un caos humano y planetario sin precedentes en vuestra Raza actual. Ya en razas anteriores (Lemuriana y Atlante) crisis y caos similares han acontecido, señalando la decadencia de la civilización como parte natural de un proceso de cambio de período en la evolución cíclica.
            El nacimiento, desarrollo, apogeo y decadencia de las Razas humanas es parte de una Ley cíclica de Evolución. Lo que estamos señalando es simplemente el estado crítico de la Humanidad al estar viviendo un ‘momentum’ especial por estar en el tramo final de un ciclo racial.

            Todo lo que decimos es para advertir a las almas, señalando la dirección correcta por la cual la vida debe encarrilarse.
            No hablamos de estas cosas para producir temor, sino para esclarecer la conciencia del hombre, invitándolo a reflexionar en los valores indestructibles y en el verdadero significado de LA VIDA.
            Quien viva en estos tiempos aferrado a “lo material” como razón y fin de su terrenal existencia física, terminará por perder sus posesiones, en razón de una enseñanza superior, que el alma debe incorporar. Quien se aferre a objetos y cosas (y en esto entran también los apegos afectivos de todo tipo) perderá la calma cuando los eventos toquen a su puerta.
            Esto ya está ocurriendo, pero parcialmente por ahora, en regiones donde ocurren desastres naturales, guerras o caos social descontrolado por diferentes causas. Por el momento “los eventos” de caos extremo están aconteciendo sectorizadamente, visitando regiones diversas del Globo Terráqueo. Nadie sabe “el día y la hora” en que los eventos de las grandes pruebas puedan visitar “su casa”. Todo obedece a un orden sincrónico donde actúan las Leyes de Karma, de Ciclos, de Ritmo y de Armonía Universal. Nada escapa a la acción de las Leyes Cósmicas, y todo lo que acontece y acontecerá está sujeto a las citadas y otras tantas Leyes Universales que rigen la VIDA.
            Aunque a algunos pueda parecer que todo es caos y “factor suerte”, no es así. El caos es tan solo el efecto evidente de la acción interna, oculta, de las Leyes de Armonía y Karma, que en el fondo de la situación, están reequilibrando a la vida, volviéndola a su punto central de armonía. Esa vuelta al equilibrio obliga a un proceso de purga y limpieza, a lo cual los ignorantes llaman “mala suerte”.
            Todos los ciclos periódicos de evolución, tanto los ciclos mayores como los menores, siempre pasan, en su recorrido espiralado ascendente, por un punto central de Armonía (que existe en todo ser) y por el punto más ‘externo’ y lejano al centro, el cual puede ser interpretado como de caos y destrucción. Todo este proceso rítmico obedece, como se explicó anteriormente, a Leyes Evolutivas.
            El Planeta Tierra está pasando por un tiempo crítico porque, para regresar a su centro de armonía, debe atravesar todo un proceso de Purificación, y la Humanidad, siendo mayormente su ‘tejido vivo’ inteligente y consciente (tanto efectiva como potencialmente) es el centro de actividad mayor de la Purificación.

            El Planeta acomoda sus Energías a una progresiva elevación vibracional que lo conducen a su Centro de Armonía, y solo la Humanidad capaz de “viajar” con Él hacia su centro podrá acompañarlo en este viaje. El resto de la humanidad tendrá otros destinos evolutivos, fuera de la órbita terrestre de Gaia. Todo esto está en proceso.

            En esta oportunidad hemos señalado una vez más la importancia de que los humanos vuelvan sus ojos a “lo esencial” y sepan superar los espejismos y apegos de la vida material.
            El consumismo desmedido, por ejemplo, es uno de los mayores males en la Humanidad de superficie terrestre, porque debido a esos hábitos consumistas de miles de millones de individuos, en los últimos tiempos se ha producido en forma vertiginosa la depredación de bosques, selvas y mares y el exterminio de especies vegetales y animales únicas.
Cada ser humano que no sabe dominar sus deseos impulsivos y su egoísmo es responsable de esta situación mundial; y el caos de la Purificación Global mostrará sus más grandes fauces en sitios donde las energías discordantes humanas estén mayormente arraigadas.  
            Tomar consciencia de esta situación y tomar medidas particulares y específicas para “el cambio” es signo de estar haciendo ‘lo correcto’. Lo correcto siempre es inegoista.
            Cada alma debe efectuar esta toma de consciencia y colocarse conscientemente en uno de los dos lados:
1-      Del lado de la inercia, y la consecuente desintegración de la vida.
2-      Del lado de la conciencia consciente, y la consecuente preservación y defensa de la vida.

“Nadie puede servir a dos amos”, enseña vuestra Biblia cristiana, y así es.
Observad de qué lado estáis y tomad las medidas correspondientes en vuestras vidas que testifiquen vuestra decisión. No os mintáis.
Nosotros estamos para instruir, orientar y advertir, para el bien de vuestras almas, no el de vuestras personalidades. Entended estas señales de contacto correctamente.

Por ahora estos son avisos y advertencias en un tiempo de gracia donde todavía es posible “avisar”, “advertir”. Pero llegará el tiempo de LOS EVENTOS PLANETARIOS GLOBALES, y allí ya no habrá más avisos y advertencias, y cada cual estará situado en el lugar donde se situó a ‘sí mismo’.

Por eso os decimos, estad alertas y receptivos a “las señales”. Atended con cuidado las señales que del Sol proceden y que son para el bien de las almas.
Quien viva escuchando intuitivamente los designios de su alma inmortal, no tendrá de qué preocuparse cuando Los Eventos Globales lleguen; más bien sentirá un alivio interior y una secreta alegría, al saber que el fin del odio y del mal planetario ha llegado.
En la Luz y la Paz del Sol nos despedimos:


HERMANOS SOLARES,
Siempre a vuestro servicio.



(1)    Eventos holocausticos: La palabra ‘holocausto’ se ha empleado corrientemente como sinónimo de ‘sacrificio’ y ‘ofrenda’, y también para referirse a la matanza de millones de seres humanos en la segunda gran guerra mundial (el Holocausto judío), pero la verdadera etimología de esta palabra es la siguiente: Del griego “holos”: todo, y “kaustos”: quemado. Es decir que “holocausto” significaría “quemarlo todo”, lo cual se podría entender entonces como una gran Purificación en la cual se destruye (‘se quema’) lo existente, para dar inicio luego a nuevas etapas.



1 comentario:

  1. AMAD@:

    En esta época corresponde el juicio por el elemento fuego, los anteriores tierra aire y agua ya se dieron en otras épocas.

    MIS BENDICIONES
    OMNINOMBRE

    ResponderEliminar